¿Qué retos plantea a las compañías la nueva legislación

sobre arrendamientos NIIF16?

José Mas

Gerente Consultoría SAP División Soluciones Financieras

El día 1 de enero de 2019 entró en vigor la nueva Norma Internacional de Información Financiera (NIIF 16) sobre arrendamientos. Las compañías que deben adoptar esta nueva legislación se enfrentan a grandes retos, ya que supone un cambio importante en la forma de contabilizar los arrendamientos y presentarlos en los estados financieros. En este artículo expondremos algunos aspectos que inciden en su gestión con SAP.

¿Qué es NIIF 16?

El International Accounting Standards Board (IASB) emitió en enero de 2016 la nueva norma internacional de arrendamientos NIIF 16 en sustitución de la NIC 17. El objetivo de esta norma es ofrecer una imagen más fidedigna de las operaciones de arrendamiento operativo que, aunque implican unas obligaciones a largo plazo para la compañía, no quedaban reflejadas en sus balances hasta el momento.

Con esta norma desaparece la dualidad entre arrendamientos operativos y financieros, cuya principal diferencia radica en la propiedad del activo arrendado y el derecho de compra. Con la entrada en vigor de la NIIF 16 todos los arrendamientos serán registrados y gestionados con una operativa similar a la que se venía realizando para los arrendamientos financieros. Se pasa de contabilizar los arrendamientos como un gasto, a registrarlos como un activo y un pasivo.


La NIIF 16 considera que las sociedades deben reflejar en su balance las obligaciones que contraen al firmar un contrato de arrendamiento. Por ello, se deben de actualizar todos los pagos futuros de los arrendamientos al momento presente para obtener el valor actual neto (VAN) de la deuda. Como contraparte a este pasivo, las sociedades registran un activo por el derecho de uso que tienen sobre el bien arrendado.

Por el momento no todas las sociedades españolas deben aplicar esta normativa. Solo están obligadas las sociedades que tengan que presentar estados contables consolidados y que coticen en algún mercado de valores. Por otra parte, también pueden aplicar la norma de forma voluntaria aquellas grandes empresas no cotizadas que lo consideren oportuno.

¿Cómo gestionamos NIIF 16 en SAP?

Existen diferentes soluciones para sistemas SAP usando funcionalidad de los productos Real Estate o Nakisa.

En Seidor hemos desarrollado una solución alternativa que se relaciona con el módulo de activos y que nos permite tratar el nuevo escenario que plantea la norma NIIF 16. La aplicación es un repositorio en el que se registran los datos maestros de los contratos de arrendamiento, se calcula el valor actual neto (VAN) y se genera el cuadro de amortización. Adicionalmente, a partir de este cuadro, se generan individual o masivamente los asientos correspondientes: ajuste del gasto de arrendamiento y reclasificación de la deuda de largo a corto plazo.

Aspectos a considerar

1- Existencia de una dualidad entre la contabilidad nacional y la internacional.

Las compañías deben seguir los principios contables nacionales para la presentación de sus cuentas a las autoridades del país. Por otro lado, se debe de tener en cuenta la normativa internacional, ya que los estados consolidados que deben presentarse de forma periódica tienen que seguir los principios de la normativa internacional.

Los países tienen la libertad para adaptar la normativa internacional a sus legislaciones nacionales. Aunque es un proceso que muchos países llevarán a cabo, no existe una armonización sobre el momento de la convergencia.

Para los países en los que existe esta dualidad entre normas internacionales y normas nacionales se plantean dos posibles soluciones para recoger los dos procesos contables: una solución con cuentas creadas al efecto y otra solución con grupo de Ledgers.

En la solución con cuentas la normativa internacional se recoge en el mismo libro mayor (Leader Ledger) en el que se está registrando la contabilidad nacional y para distinguirlas de las nacionales se identifican con una letra o un número. Esta identificación nos permite marginar en los balances y reportes, de tal forma que podrán obtenerse informes para el país o para el consolidado NIIF 16.

En la solución con grupo de Ledgers, los asientos registrados en el libro mayor principal (Leader Ledger) también se registran a su vez en un libro mayor secundario (Non Leading Ledger). El libro mayor principal es utilizado para la presentación de las cuentas locales, mientras que el libro secundario es utilizado para presentar los estados consolidados según la normativa internacional.

Ambas alternativas nos permiten obtener una correcta gestión de la nueva norma internacional, sin embargo, no todas las compañías pueden elegir entre ellas. Mientras que todos los sistemas SAP soportan la solución para cuentas, solo aquellas sociedades que tengan un Ledger secundario activado podrán utilizar la solución para Ledgers.

2- Modificaciones en los contratos.

Hay tres variables que pueden sufrir modificaciones a lo largo de la vida del contrato: el importe de la cuota, el tipo de interés de actualización y la duración de contrato. Cualquier cambio en alguna de las variables anteriores implica un recalculo del valor actual neto y del cuadro de amortización que la solución proporciona en forma de nuevos valores a partir de la fecha de modificación, creando una nueva versión del contrato.

Si estamos gestionando los activos a través del módulo estándar será necesario, no solo la configuración de una determinación de cuentas adecuada, si no también claves de amortización que reflejen adecuadamente la depreciación cuando se producen reducciones o aumento del valor actual neto.

3- Localización por país.

La pluralidad de países que componen los estados consolidados de un grupo empresarial internacional conlleva una serie de problemáticas adicionales. Las diferencias en las contabilizaciones locales requieren una aplicación polivalente donde se puedan gestionar el número de posiciones de un asiento, las cuentas contables utilizadas, las clases de documentos, el Ledger a utilizar, así como las imputaciones analíticas.

4- Reporting y consultas.

Es el aspecto más relevante ya que dispone de un buen sistema de consultas que nos permita analizar los nuevos datos registrados y contabilizados con la norma NIIF 16. Los informes nos deben permitir comparar las dos contabilidades del sistema (nacional e internacional) y presentar los estados contables consolidados de la compañía.